República Checa: ola de arrestos por corrupción

Publicada el 14 de junio de 2013

La lucha contra la corrupción se intensifica en la República Checa. Este viernes (14.6.2013), agentes policiales practicaron una redada en las oficinas de la Cancillería del Estado, en Praga, y en otros despachos oficiales alrededor del país. Los registros concluyeron con la detención de siete personas cercanas al primer ministro checo, el líder de derecha Petr Necas, quien se encuentra bajo la presión de los medios y de la oposición para que se separe de la jefatura del Gobierno.

Petr Necas, primer ministro de la República Checa. Petr Necas, primer ministro de la República Checa.

Algunos de los motivos detrás de la redada parecen sacados de una película hollywoodense. Como nuestra, un botón: a Jana Nagyova, allegado de Necas, se le acusa de haber usado a agentes del servicio secreto checo para espiar a su esposa de muchos años. Apenas esta semana, Nagyova anunció que se separaría de su pareja. Otras sospechas menos espectaculares, pero igualmente graves apuntan a que, dentro del partido de Gobierno, se practicó el soborno para “ablandar” a diputados “rebeldes”.

En sus reportes anuales, la agencia de inteligencia checa, BIS, viene informando desde hace mucho tiempo que la corrupción se ha enquistado en los estratos más altos de la jerarquía política nacional. La lista de las prácticas ilegales consumadas dentro del aparato del Estado es larga: va desde el soborno para la obstaculización de investigaciones internas hasta el abuso de los recursos mediáticos para hacer propaganda política. Se espera que la ola de arrestos continúe en la República Checa.

 

Source: ww.dw.de


Diseño Web - Posicionamiento Web