Teodoro Obiang, con mas de US$400 millones en el banco Riggs

Publicada el 24 de marzo de 2005

Tras varios meses de investigación del Subcomité del Senado Americano, se descubrió la existencia de cuentas y depósitos en efectivo millonarios y ocultos al fisco de dos históricos y ?riosos?dirigentes políticos: el ex -dictador chileno Augusto Pinochet y el actual presidente y dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema.

A pesar de que la prensa internacional dedicó infinidad de páginas y noticias a los dineros ocultos del ex -dictador chileno, pocos saben o han querido saber que el presidente de Guinea Ecuatorial administró y controló millonarias cuentas que con creces superaban las encontradas de Pinochet. Así si el total activo de la cuentas del ex-dictador se estimaban entre 4-8 millones de dólares, las de Guinea Ecuatorial eran de 700 millones de dólares.

Novopress ha tenido acceso al informe completo del Subcomité Permanente de Investigaciones del Senado de los EE.UU., Minority Staff, de julio 2004, del que reproducimos aquí un resumen de sus más de 20 páginas donde se recoge cómo se crearon esas cuentas y quienes eran los administradores. Señalar que colateralmente, también aparece como beneficiario de las ?ansacciones?del dictador guineano, el banco español Santander Central Hispano, presidido por Emilio Botín y familia.

Cuentas de Guinea Ecuatorial

La investigación del Subcomité determinó que, desde 1995 hasta 2004, el Riggs Bank administró más de 60 cuentas y DE (depósitos en efectivo) para el Gobierno de Guinea Ecuatorial, funcionarios gubernamentales o miembros de sus familias. Hacia el año 2003, las cuentas de Guinea Ecuatorial representaban la relación más grande en el Riggs Bank, con depósitos agregados de entre 400 y 700 millones de dólares.

El Riggs abrió múltiples cuentas personales para el Presidente de Guinea Ecuatorial, su esposa, y otros familiares; ayudó a crear corporaciones instrumentales para el presidente y sus hijos; y a lo largo de un periodo de tres años, entre 2000 y 2002, facilitó casi 13 millones de dólares en depósitos en efectivo en cuentas del Riggs controladas por el presidente de Guinea Ecuatorial y su esposa. Además, el Riggs abrió una cuenta para el Gobierno guineo-ecuatoriano con el fin de recibir fondos de compañías petrolíferas que comercian con este país, permitiendo retiradas de dinero con dos firmas, una del presidente de Guinea Ecuatorial, y la otra, bien de su hijo, el ministro de Minas, bien de su sobrino, el Secretario de Estado del Tesoro y Presupuesto

Riggs posteriormente permitió giros telegráficos retirando más de 35 millones de dólares de la cuenta del gobierno de Guinea Ecuatorial, transfiriendo los fondos a dos compañías desconocidas para el banco que tenían cuentas en jurisdicciones con leyes relativas al secreto bancario.

El Subcomité tiene razones para creer que al menos una de esas compañías receptoras está controlada totalmente o en parte por el Presidente Obiang Nguema. Además, la dirección del banco permitió que el director de cuenta que gestionaba la relación con Guinea Ecuatorial se involucrara estrechamente con los funcionarios y las actividades comerciales, y se sospecha que pudo transferir más de 1 millón de dólares de la cuenta de petróleo del Riggs a otro banco, a una cuenta abierta a nombre de Jadini Holdings, una corporación instrumental controlada por la esposa de este.

Corporaciones Instrumentales

El Riggs ayudó al Presidente de Guinea Ecuatorial a crear dos corporaciones instrumentales en las Bahamas: Otong, S.A.,y Awake Ltd., los beneficiarios de esta última eran Teodoro Nguema Obiang y Pastor Obiang, ambos hijos del Presidente. El Riggs era consciente de que el Presidente y sus hijos también tenían una seria de compañías de Guinea Ecuatorial bajo su control. Estas compañías guineanas incluían:

Abayak. Era, y quizás sigue siendo la única compañía constructora de Guinea Ecuatorial, importadora de bienes relacionados con la construcción, y participante en tratos con bienes inmuebles a beneficio del Presidente de Guinea Ecuatorial y su esposa.

Sofana y Somagui Forestal. Compañía forestal con derechos exclusivos de explotación y exportación de madera en Guinea Ecuatorial, y el hijo del Presidente es el ?eño único?de esta compañía.

Sonavi. Compañía que proporciona servicios de seguridad dentro de Guinea Ecuatorial y es controlada por el hermano del Presidente.

Nusiteles. Nusiteles, G.E., se fundó en 2000, como una compañía de telecomunicaciones de Guinea Ecuatorial destinada a crear servicios de telefonía e informática. Son propietarias conjuntas una serie de partes, incluyendo el Presidente de Guinea Ecuatorial a través de Abayak, el Ministro de Asuntos Exteriores, el Director de Seguridad Nacional, el Ministro de Justicia y Religión, e International Decision Strategies.

GEOGAM. Compañía guineana propiedad del Estado que fue establecida en 1996, En respuesta a las preguntas del Subcomité, Marathon le informó de que, en enero de 2003, un representante de GEOGAM le dijo que el 25% de es propiedad del Gobierno de Guinea Ecuatorial y el 75% es propiedad Abayak, la compañía controlada por el Presidente de Guinea Ecuatorial.

Depósitos de Efectivo

El ejemplo más dramático implica a la corporación instrumental del Presidente Obiang, Otong S.A., los depósitos en efectivo se totalizaron en 11,5 millones de dólares.

La documentación de cuenta muestra que el dinero depositado en la cuenta de Otong se combinó con otros depósitos y fue usado para fundar dos DE establecidos en el nombre de Otong. En diciembre de 2002, estos DE se valoraron en 11.5 millones de dólares y 40.4 millones de dólares.

Transferencias Millonarias

Estas transacciones incluían, por ejemplo, transferencias telegráficas que totalizaban casi 35 millones de dólares de la cuenta de petróleo de Guinea Ecuatorial a dos compañías que eran desconocidas para el banco y que tenían cuentas bancarias en jurisdicciones con leyes relativas al secreto bancario.

Transferencias telegráficas de Kalunga. Las transferencias desde la cuenta de petróleo de Guinea Ecuatorial a esta compañía sumaban más de 26.5 millones de dólares.

Todas estas transferencias fueron enviadas a una cuenta de Kalunga Company en el Banco Santander Central Hispano en Madrid, España.

Transferencias telegráficas de Apexside. Las transferencias desde la cuenta de petróleo de Guinea Ecuatorial a esta compañía sumaban más de 8 millones de dólares. Nueve de estas transferencias telegráficas fueron enviadas del Riggs a una cuenta de Apexside en el Credit Commercial de France en Luxemburgo; la otra fue enviada a una cuenta de Apexside en el HSBC en Luxemburgo.

Otras transferencias de la cuenta de petróleo de Guinea Ecuatorial fue a Jadini Holdings, Ltd y a cuentas personales controladas por el Secretario de Estado para el Tesoro y Presupuestos de este país, ambas sumaban más de 1,5 millones de dólares.

El 10 de febrero de 2004, en un intento de reunir información adicional, el Riggs envió cartas a varios bancos, en las que pedían información sobre las cuentas bajo la sección 314(b) del Patriot Act, que permite a las instituciones financieras compartir información sobre clientes y transacciones para prevenir blanqueo de dinero y financiación terrorista. Cuando Banco Santander y HSBC se negaron a dar la información requerida sobre Kalunga y Apexside, el Riggs pidió la misma información al Presidente de Guinea Ecuatorial y otros funcionarios en reuniones personales el 23 de febrero de 2003 en Washington, D.C., obteniendo los mismos resultados negativos.

Cierre de las cuentas de Guinea Ecuatorial.

El 23 de febrero de 2004, funcionarios del Riggs se reunieron con el Presidente y otros funcionarios de Guinea Ecuatorial para discutir las cuentas y ciertas transacciones. Se celebró una reunión inicial en un hotel en el centro urbano de Washington DC, con la asistencia del Presidente de Guinea Ecuatorial, seguida por una reunión más larga, en el banco. Entre otras cuestiones, el Riggs pidió al Presidente información adicional sobre ciertas compañías, incluyendo Apexside Trading y Kalunga Co., que habían recibido más de 35 millones de dólares en transferencias provenientes de la cuenta de petróleo de Guinea Ecuatorial. Obiang Nguema se negó a dar ninguna información adicional sobre las transferencias a estas compañías, aparte de decir que las transferencias habían sido autorizadas. Tras estos infructuosos encuentros para tratar de averiguar adonde ha ido a para el dinero de Guinea Ecuatorial, el Riggs aviso a los funcionarios de que el banco había decidido cerrar las cuentas. Las cuentas se cerraron finalmente en junio y julio de 2004.

En este triste y desolador panorama, sólo nos queda confiar en que las investigaciones el Subcomité no caigan en saco roto y permitan averiguar donde se encuentra el dinero robado a Guinea Ecuatorial. Riqueza y bienes legítimos de nuestro pueblo que son utilizados para el desparrame y derroche de un régimen tiránico que permite que nuestros niños se mueran de malnutrición y enfermedades por falta de asistencia médica, que nuestros índices de analfabetismo sean de los más elevados del mundo, que nuestras condiciones de vida sean infrahumanas? y que nuestra vida no valga nada y esté en manos de un malversador sin escrúpulos que quiere atemorizarnos.

Se demuestra el robo: El Riggs Bank se declara culpable y admite haber operado de forma fraudulenta con Obiang Nguema

El Riggs Bank se declaró culpable de no haber declarado sospechosas transacciones de dinero en las cuentas de extranjeros. Los representantes legales del banco declararon la culpabilidad de la entidad en una audiencia ante el juez federal Ricardo Urbina, quien deberá aprobar la imposición de una multa que fue propuesta. Si rechaza el pago de la sanción, Riggs y la fiscalía deberán renegociar un acuerdo o llevar el caso a juicio. ? banco lamenta lo ocurrido y ha cooperado totalmente con la investigación, le dijo al juez Mark Hulkower, un representante legal del banco. Riggs, una antigua entidad bancaria de Washington que cobró prestigio por el manejo casi exclusivo de negocios con la comunidad diplomática de la capital estadounidense, fue multado en mayo por 25 millones de dólares por el Departamento del Tesoro.

La sanción fue impuesta en el fuero civil por haber violado la ley que prohíbe el lavado de dinero, en su manejo de millones de dólares en las cuentas privadas de diplomáticos saudíes y de funcionarios de Guinea Ecuatorial.

El banco que vendió sus negocios internacionales y con diplomáticos, no admitió haber cometido falta alguna en el caso civil. Entre las actividades cuestionables del banco reveladas por el Senado, se mencionan: La apertura de empresas fantasmas en el extranjero por gerentes del banco a favor de Pinochet, cuyo nombre estaba encubierto en algunas de las cuentas a fin de evadir a las autoridades internacionales.

Asimismo, una maleta cargada de millones de dólares en billetes portada por un funcionario bancario que manejaba las cuentas de Guinea Ecuatorial para depositar en una sucursal de Riggs en Washington. Según un acuerdo al declarar su culpabilidad, el banco quedará sometido a un período de prueba de cinco años durante el cual tendrá que cumplir con programas contra el lavado de dinero a cargo de los reguladores del gobierno.


Diseño Web - Posicionamiento Web